Cruceros

Viajar sin tener que preocuparte de nada, de forma cómoda y relajada, es una de las grandes ventajas de viajar en crucero. También hay que tener en cuenta esta opción por su coste económico, si contamos los lugares que visitaremos, la comida, desplazamientos, actividades, poder despertarte cada día con vistas al mar y disfrutar de increíbles puestas de sol, comprobaremos que no son tan caros como pueda parecer inicialmente.

Crucero por el Mediterráneo
El crucero por el Mediterráneo, la opción por excelencia. Este tipo de cruceros tienen en general una duración de entre una semana y 10 días. Llaman la atención especialmente dos: el crucero que empieza en Barcelona y después de parar en las Islas Baleares, tiene paradas en países como Francia, haciendo escala en Marsella o Cannes, Malta o Italia, adentrándote en ciudades como Roma, Nápoles, Palermo… y, como no, la opción de un crucero por las Islas de Grecia. Este último crucero puede empezar en Venecia, aprovechando para parar en algunos lugares de Croacia como Dubrovnik o salir desde Atenas pudiendo dedicar más tiempo a las islas y menos a la navegación. Algunas de las islas griegas en las que que paran estos cruceros son: Mykonos, Santorini o Rodas.

Crucero por el Caribe
Cuando oyes la palabra Caribe, ya te vienen a la mente exóticas imágenes de playas con aguas cristalinas o hamaca rodeada de un mojito o una piña colada. Poder disfrutar de lugares como Las Bahamas, Jamaica, Cuba, Puerto Rico, Islas Caimán, México, Honduras, Belice o Panamá entre otros, lo sitúan entre los mejores cruceros que hacer una vez en la vida. De entre los muchos itinerarios que puedes hacer, hay dos principales: el que parte de Miami y puedes ir a Jamaica, Las Bahamas, Puerto Rico o Cuba (dependiendo del tiempo que tengas) o el que sale de La Habana y recorre algunas de las mejores zonas del Caribe, pasando por Belice, Honduras y la Costa Maya de México.

Crucero fluvial
Un crucero fluvial a diferencia del marítimo te permite contemplar más tiempo la diversidad del paisaje, la navegación no es tan larga y es más tranquila que en mar abierto. Además puedes tener una mejor atención del personal ya que el barco es más pequeño, hay menos gente, además de más tiempo en las paradas. Por ejemplos, hay cruceros por el Danubio que salen de Viena en Alemania y te permiten disfrutar de lugares como Melk, Dürnstein, Bratislava, Kalocsa, Budapest, Ezstergom antes de volver a Viena. El Rhin es otro de los grandes ríos navegables que podemos recorrer en crucero y visitar ciudades como Ámsterdam, Colonia, Coblenza, Heidelberg, Estrasburgo o Basilea.

Cruceros por el mundo
Si dispones de más días, entre 15 y 20, y eres un amante de los cruceros, puedes pensar en uno más original o exótico. Un crucero por la India, Madagascar, Sri Lanka y Maldivas, Australia, Alaska, Nueva Zelanda o Japón, seguro te sorprenderán. Uno que llama especialmente la atención es el crucero por Alaska desde Vancouver, en el que haces un crucero circular panorámico por el Paso del Interior, en el que podrás disfrutar desde paisajes increíbles como glaciares y fiordos, hasta de animales como osos y ballenas.

Destinos en Cruceros

Ver más  

Artículos

Ver más  

Cómo viajar en cruceros a mitad de precio o gratis

InCruises es el primer Club Privado en la industria de cruceros, accesible sólo por invitación, que cuenta con un exclusivo buscador en donde podrás encontrar cruceros al mejor precio disponible en Internet. Puedes participar de 3 maneras distintas: 1. Registrarte como miembro Si sólo buscas viajar, como MIEMBRO de InCruises accederás a más de 5,000 cruceros con descuentos únicos, además …

Seguir leyendo  

¿Por qué viajar en crucero es la mejor opción?

1. Visitar muchos destinos y deshacer la maleta sólo una vez Al viajar en cruceros solo tienes que deshacer las maletas una sola vez, y dejar que tu hotel flotante te lleve a los distintos destinos. Te llevará de ciudad a ciudad, de puerto a puerto, y te evitará los tiempos perdidos de aeropuertos, transportes a los hoteles, etc… Todo …

Seguir leyendo  

Lo que no deberías hacer en un crucero

Volar el mismo día de la salida del barco Si lo haces puedes ahorrar en hospedaje y algún dinero en comidas en el puerto de partida, pero también estás en riesgo de no llegar a embarcar si existe algún retraso con tu vuelo (clima, problemas técnicos en el avión, etc.) o el mismo es cancelado por alguna razón. Los horarios de salida …

Seguir leyendo