Italia

Italia es uno de los países más visitados del mundo y no es de extrañar, ya que también es uno de los más bellos del planeta. Su gastronomía es mundialmente conocida, sus paisajes atrapan y cada rincón encierra una historia única.

Roma
Cualquier listado de lugares que ver en Italia debe incluir obligatoriamente su capital. Roma es, sin discusión, una de las ciudades más bonitas del mundo y cualquier viaje a Italia debe pasar al menos unos días por ella. Es conocida como la “Ciudad Eterna” por la Historia que cada uno de sus recovecos encierra, pero en Roma también podrás disfrutar de atracciones de vanguardia como restaurantes de alta cocina y unas calles comerciales que solo se encuentran aquí. Visita el Coliseo, recorre el magnífico Panteón, piérdete por los puestos del Mercado de Campo d’ Fiori y sal a cenar en un restaurante romántico del Trastevere para comprobar con todos tus sentidos que Roma es de lo mejor de Italia.

Coliseo Romano, Italia

 

Venecia
Venecia es una de las ciudades más románticas del mundo y uno de los lugares que visitar en Italia sea la época del año que sea. La ciudad de los canales derrocha sensualidad desde cualquier rincón, sobre todo en su fiesta grande, el Carnaval. Recorrer el Gran Canal de Venecia a bordo de la góndola puede ser una de las experiencias italianas estrella de tu viaje y de la que seguro sales enamorado. Además, recuerda pasear por su plaza más famosa, la Plaza de San Marcos, visitar el famoso Palacio Ducal de Venecia y cruzar por el Puente de Rialto, el más conocido de la ciudad.

Venecia, Italia

 

Florencia
Bellisima! Te prometemos que esta será la palabra que salga de tu boca en cuanto llegues a Florencia. Esta ciudad es uno de los mejores lugares que ver en Italia gracias a su incomparable riqueza cultural. El centro histórico de Florencia reúne lugares tan increíbles como la catedral Santa María del Fiore, el Palazzo Vecchio, la Galería Uffizi o el Ponte Vecchio, por lo que más te vale que dediques unos cuantos días de tu viaje a Italia a explorar esta encantadora urbe.

Pisa
Recorrer la región italiana de la Toscana es una de las mejores cosas que hacer en Italia y una de las paradas más importantes es la ciudad de Pisa. Además de su famosísima torre inclinada (¡que no te puedes perder!), en Pisa hay mucho más por hacer. La Chiesa de Santa Maria della Spina, el Palazzo della Carovana, el Museo Nazionale di Palazzo Reale o el Camposanto monumental de Pisa son algunos de los lugares que puedes descubrir si decides hacer parada en este lugar que visitar en Italia.

Pisa, Italia

 

Cinque Terre
La región de Cinque Terre es una de las más espectaculares del país. Este conjunto de pueblos situados en acantilados y llenos de coloridas casas es una de las mejores cosas que ver en Italia. Pasa unos días recorriendo Vernazza, Corniglia, Monterosso al Mare, Riomaggiore y Manarola y atrévete a hacer algunos de los senderos que unen estas poblaciones porque será de esta manera como obtendrás mejor esas vistas de infarto hacia el Adriático. Vuela a Milán, Florencia o Pisa y luego podrás acceder hasta La Spezia o Monterosso en buses o trenes locales.

Cinque Terre, Italia

 

Lago Como
El Lago Como es el tercer lago más grande de Italia y también uno de los mejores lugares que visitar en Italia gracias a un entorno natural salpicado por pueblos que parecen sacados de un cuento. Como, Bellagio, Brunate, Lecco, Menaggio, Cernobbio, Tremezzo o Varenna son algunos de los rincones que no te puedes perder. La mejor manera de hacerlo es buscando un coche de alquiler barato en Milán, la ciudad con aeropuerto más cercana. Con tu propio vehículo serás capaz de dar con tu rincón favorito de dichas ciudades y de encontrar las mejores villas privadas dando al lago, como la conocida Villa Oleandra del actor George Clooney.

Sicilia
Esta isla italiana tiene todo el derecho a pertenecer al listado de lo mejor de Italia. Un conglomerado perfecto de gastronomía, cultura, naturaleza e historia rodeado del Mediterráneo te están esperando. No te deberías perder los enclaves arqueológicos de Selinunte, Segesta y Agrigento, así como las joyas arquitectónicas de Palermo, Monreale, Siracusa y Catania. Por otro lado, los amantes de los paisajes disfrutarán con la belleza de volcán Etna y las vecinas islas Eolias. Además, Sicilia todavía mantiene un rango de precios bajos y recibe vuelos de compañías aéreas de bajo coste que la hacen ser un destino muy atractivo para viajeros con todo tipo de bolsillos.

Sicilia, Italia

 

Siena
Enclavada en la Toscana, Siena es uno de los mejores lugares de Italia. El centro histórico de esta ciudad medieval fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995. Comienza tu visita por la Piazza del Campo, una de las plazas más espectaculares de Italia y donde se celebra cada año el Palio de Siena, una de las competiciones de caballos más famosas del mundo. Éstas tienen lugar el día 2 de julio y el 16 de agosto de cada año, cuando visitantes de todo el mundo vienen a presenciar cómo las diferentes contradas (barrios o distritos) se enfrentan como lo hacían sus antepasados en el siglo XV. Otros lugares que debes visitar en Siena son la Fonte Gaia, el Duomo de Siena y los museos de Santa Maria della Scala.

Alberobello
Alberobello es una de las ciudades más especiales que encontrarás en Italia. Situada en el interior de Bari, el centro histórico de Alberobello está declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La razón principal es la belleza de las construcciones que lo integran, los trullos. Éstas son construcciones circulares de paredes inmaculadas y techos de piedra en forma de cono. Parecen de cuento ¡pero no vayas a creer que son de mentira! En los trulli sigue viviendo gente y muchos de ellos han sido convertidos en hoteles para que los viajeros puedan experimentar en primera persona cómo es la vida en estos edificios desde que se empezaran a construir en el siglo XV.

Capri
Situada en el mar Tirreno, Capri es uno de los mejores lugares que visitar en Italia. Esta preciosa isla se encuentra rodeada de aguas turquesas y, gracias a ello, sigue siendo el destino de vacaciones preferido de muchos italianos. En ella encontrarás un relax total, ya que puedes casi olvidarte de los coches y caminar tranquilamente o hacer uso del funicular para llegar hasta las zonas más altas. Visita el centro histórico comenzando por la Piazzeta para luego recorrer las calles comerciales Vittorio Emanuelle, la Via Croce y Camelle y descubre el interior de grandiosas villas como la Villa Jovis, edificada por el emperador Tiberio. En los alrededores no puedes perderte la famosa Gruta Azul, una gruta con una profundidad de entre 15 y 20 metros con aguas tan azules que te encantarán. Llega desde Nápoles o Sorrento en ferry, salen varios al día hasta el puerto de Marina Grande.

Bolonia
Bolonia es la ciudad estudiantil más famosa del país, pero, además, es uno de los mejores lugares de Italia. Necesitarás verla desde las alturas para comprender por qué la llaman la “ciudad roja” y la mejor opción es desde la Torre Asinelli, a la que puedes subir por solo 3€. Llena de soportales, galerías y rincones secretos por descubrir, no sería raro que Bolonia se convirtiese en una de tus ciudades favoritas de Italia. Por cierto, no dejes de probar los tagliatelle al ragú (más conocidos en otros lugares del mundo como “a la boloñesa”), son la deliciosa especialidad gastronómica de los boloñeses.

Costa Amalfitana
Amalfi es una de las ciudades más bellas de la llamada Costa Amalfitana, a la que le da nombre. Recorrer lentamente esta zona, disfrutando de coloridos pueblos situados en increíbles acantilados, es una de las mejores cosas que hacer en Italia. La Catedral de Amalfi es una imponente construcción del siglo IX de estilo árabe siciliano que merece la pena conocer. También deberías perderte por sus calles para acabar sin darte cuenta en el Valle de los Molinos, una reserva natural que puedes descubrir. Además, continúa tu viaje por Positano, Ravello, Tramonti, Atrani, Praiano y Minori, todos ellos lugares en los que se respira todavía ambiente marinero.

Costa Amalfitana, Italia

 

Pompeya
La antigua ciudad romana de Pompeya quedó sepultada tras la erupción del volcán Vesubio en el año 79 d.C. Pompeya fue redescubierta en el siglo XVI y en la actualidad es uno de los mejores lugares para visitar de Italia y así conocer un pedazo más de su historia. Las ruinas de Pompeya están en un estado de conservación espectacular, ya que podrás visitar el antiguo Foro, el Anfiteatro, las termas, el Lupanar y casas en las que maravillarte con los frescos que aún se pueden apreciar casi a la perfección. Mucha gente decide visitar Pompeya desde Roma, pero debes tener en cuenta que el viaje en coche o en tren suele llevar casi tres horas, por lo que es más agradable hacerlo desde Nápoles, desde donde solo se tardan 30 minutos.

Cerdeña
Lo mejor de Italia también se encuentra en sus islas y, aunque ya hayamos hablado de algunas de ellas, Cerdeña no puede quedarse fuera de la lista. La segunda isla más grande del Mediterráneo sorprende a todos por sus aguas de color turquesa intenso, sus abruptos y bellos paisajes y yacimientos arqueológicos tan impresionantes como la Tumba de los Gigantes. Te recomendamos planear tu visita a Cerdeña por zonas, haciendo base en algunas ciudades, pero dedicándote a recorrerla tranquilamente alquilando un coche de alquiler. En la zona norte puedes dormir en Alghero y descubrir Sassari, la Costa Paraíso, la Grotta di Neptuno y el complejo arqueológico de Coddu Ecciu. En el sur explorarás la Costa Dorada, una parte llena de bellos paisajes naturales como los de Dorgali, calas como la Cala Luna y el menhir de Sa Pedralonga.

Cerdeña, Italia

 

San Gimignano
En último lugar, sin que ello signifique que tengas que dejarla como la última opción, San Gimignano es una de las mejores ciudades que ver en Italia. Se trata de un pueblo amurallado de origen medieval situado en una colina desde la cual se pueden apreciar los extensos campos de la encantadora Toscana. Una de las cosas más especiales de San Gimignano es su paisaje desde el que sobresalen sus 14 torres todavía en pie, que fueron parte de las 58 que existieron en su momento en un ansía de las diferentes familias de la ciudad por mostrar su poder. Es posible visitar San Gimignano en un día desde Florencia o Siena, pero si te animas a pernoctar en ella podrás disfrutarla sin apenas turistas durante unas horas.