Lo que no deberías hacer en un crucero

En vamosdeviaje.pe tratamos de ofrecer siempre recomendaciones para mejorar nuestra experiencia viajera. En esta oportunidad resaltaremos aquellas cosas que bajo ninguna razón deberíamos hacer antes, durante y después de un viaje en crucero.

Volar el mismo día de la salida del barco

Si lo haces puedes ahorrar en hospedaje y algún dinero en comidas en el puerto de partida, pero también estás en riesgo de no llegar a embarcar si existe algún retraso con tu vuelo (clima, problemas técnicos en el avión, etc.) o el mismo es cancelado por alguna razón.
 
Los horarios de salida de los barcos de cruceros no son flexibles y las navieras no suelen esperar por vuelos retrasados a menos que tu paquete traiga el vuelo incluido contratado directamente con la naviera. Lo más recomendable es llegar un día antes.
 
Esta recomendación es especialmente importante si desde tu ciudad de origen no hay otras opciones de vuelo que te permitan llegar a la ciudad de embarque.

Dejar el pasaporte en la maleta facturada

Esto no provocará que te expulsen ni está prohibido. Sin embargo, aunque seas nacional del país desde donde parte el barco, necesitarás tu pasaporte para poder registrarte y embarcar. Por lo tanto, si guardas tu pasaporte con el resto de tu equipaje, tendrás que esperar hasta que localicen tu maleta para que puedas subir al barco, cosa que si llegas al final del proceso de registro puede volverse crítico.

Recuerda que el promedio de maletas que se manejan en un barco es el número de pasajeros por 2.5, lo que te dará una idea de lo que puede costar encontrar la tuya. Aunque parece algo impensable es una de las causas más populares por las que cruceristas retrasan o alargan su proceso de check-in y embarque.

Llevar artículos prohibidos

Al igual que en cualquier medio de transporte masivo, hay restricciones de objetos con los que no se puede subir a bordo. Esto no es sólo por en el proceso de embarque al inicio, sino también en cada puerto que haga escala el crucero.

Un error típico de los cruceristas novatos es subir bebidas alcohólicas compradas en el aeropuerto o en uno de los destinos a visitar para consumirlas a bordo. En la mayoría de los buques hay normas de qué bebidas y cantidad es posible embarcar. En algunas navieras, en el caso de que puedas subirlas, te las retendrán hasta finalizar el crucero.
 
Tampoco se permite subir a bordo objetos que generen calor (plancha para la ropa, incienso o velas), artículos deportivos (bate de béisbol, monopatín o tabla de surf), objetos cortantes o punzantes, como cuchillos o tijeras (excepto las de higiene personal).
 
Ten en cuenta que estos objetos te serán decomisados y tendrás que pasar a recogerlos al final del viaje. Algo que te puede significar un tiempo valioso si tienes reservado el traslado al aeropuerto el último día.

No asistir al simulacro de seguridad el primer día

Muchos cruceristas veteranos consideran el simulacro de seguridad igual de aburrida e innecesaria que la demostración de seguridad en un avión. Sin embargo, no sólo es recomendable asistir porque te ayuda a saber cómo actuar ante una emergencia, especialmente si es tu primer crucero, sino que es obligatorio.
 
Si no asistes a esta actividad, que normalmente está programada para el primer día de viaje antes de que el barco parta, podrías ser expulsado de la embarcación.

Llevar ropa de camuflaje al Caribe

Puedes llevar este tipo de ropa en tu maleta, o incluso usarla en el barco. Sin embargo, está estrictamente prohibido usarla en varios puertos donde la embarcación hace escala en un crucero por el Caribe.
 
En Jamaica, Barbados, Granada y St. Kitts, que son destinos muy visitados por los cruceros, llevar ropa de camuflaje es ilegal. Se trata de una medida de seguridad, para diferenciar la ropa del personal militar. Esto es porque en el pasado ha habido casos de algunas personas han intentado hacerse pasar por militares para cometer delitos.

La restricción aplica para cualquier prenda de ropa, accesorios con estampados que se asemejen a la vestimenta militar e incluso los niños deben respetar la norma. Navieras como Royal Caribbean, Norwegian Cruise Line y Carnival Cruise Line, incluyen e informan de esta medida en sus recomendaciones para los cruceros que viajan por el Caribe.

Lanzar objetos por la borda, o saltar al mar

Parece algo obvio, pero sí, hay personas que lanzan objetos al agua. Esta prohibición que no debe tomarse a la ligera, pues las consecuencias pueden ser estrictas. En el 2016, un hombre fue expulsado de un crucero de P&O por haber tirado una colilla de cigarro al mar; el barco lo abandonó en Bali, mientras él perdió el resto de sus vacaciones y tuvo que encargarse de su regreso a casa. 🙁
 
Este punto también debemos incluir, aunque pueda sonar absurdo, los casos de cruceristas que se han lanzado al mar desde sus camarotes en las cubiertas inferiores cuando el barco está atracado. Aunque esto en altura no es muy distinto de lanzarse de una trampolín en un piscina, constituye una grave falta de seguridad. Estas personas no pueden volver a subirse en un crucero de la línea por el resto de sus vidas.

Y tú ¿tienes alguna otra recomendación? Compártelo con nosotros en la zona de comentarios más abajo.


Deja un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>